Antonio Turroni, CEO de Covisian, participó recientemente en el CEOforLIFE Task Force, creado para ofrecer una contribución al desarrollo del país a través de la activación de grupos de trabajo estratégico de acuerdo con las 6 áreas principales de intervención definidas por el PNR en Italia.

El Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia representa una extraordinaria oportunidad de relanzamiento y desarrollo para la economía italiana y, al mismo tiempo, establece un objetivo desafiante en la implementación de sus líneas estratégicas. Los consejeros delegados de importantes empresas italianas debatieron prioridades y objetivos, porque en este camino hacia el futuro es fundamental que las empresas se conviertan en protagonistas de un cambio en línea con lo planteado en el PNRR, participando y contribuyendo a una nueva etapa de nuestra economía.

Antonio Turroni intervino en el contexto de la Misión 1, que tiene como eje “Digitalización, innovación, competitividad, cultura y turismo”. La transición digital es una palanca fundamental para el desarrollo de nuestro sistema económico: la digitalización representa una necesidad transversal, e implica la modernización continua de los procesos productivos, la gestión de la Administración Pública, la promoción del turismo y la cultura para incrementar el atractivo y potenciar la marca de Italia.

En presencia de los ministros Fabiana Dadone – Ministro de Política de Juventud, Enrico Giovannini – Ministro de Infraestructuras y Movilidad Sostenible y Luigi Di Maio – Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Antonio Turroni habló sobre la visión de Covisian y el principal desafío del sector de la gestión de clientes.

En su intervención, Antonio Turroni recordó que la relación entre digitalización y capital humano es un tema central para el mundo del trabajo y la economía. La tecnología -como sabemos- ha sabido reemplazar al hombre en diversas tareas: este aspecto ha suscitado debates y suscitado corrientes de pensamiento divergentes. Sin embargo, lo que a menudo se pasa por alto en estos análisis es el apoyo mutuo que la digitalización y el capital humano pueden garantizarse mutuamente, en beneficio de los ciudadanos, usuarios y clientes. Mientras más complejidad tecnológica y herramientas digitales se introduzcan en los servicios de gestión de clientes y ciudadanos, más deberán ser acompañados y guiados estos últimos en el uso de los sistemas antes mencionados.

 Como subraya Turroni, para permitir que la tecnología exprese mejor su potencial y sea accesible para todos los segmentos de la población, las grandes marcas y administraciones públicas deben contar con estructuras de apoyo y asistencia que operen con todas las habilidades y herramientas que ofrece la digitalización, asumiendo el papel de «conserje digital» para el país.